Ayuntamiento de Piedralaves
Página Oficial

Usted está aquí

Fiestas en Piedralaves

Los Carnavales son la primera fiesta que se celebra en el año en Piedralaves y una de las más conocidas y reconocidas. Cuatro días de baile, disfraces, entusiasmo y disfrute repletos de actividades para grandes y pequeños. Los grandes protagonistas de esta fiesta son los quintos, que año tras año se encargan de mantener viva una tradición que ha sobrevivido durante décadas. Así se puede ver a los jóvenes jugando un partido de fútbol con los quintos del año siguiente o tirando de la soga en una agradable competición con sus padres.

El día grande de estas fiestas es el martes, fiesta local desde hace varios años. Ese día, los piedralaveños se lanzan a la calle para lucir los trajes que confeccionan durante varios meses, en un desfile que recorre las calles del pueblo y termina en la plaza del Ayuntamiento donde se invita a limonada y bollos de “carnaval” a todos los asistentes. Esta fiesta se termina el miércoles de ceniza con el tradicional “Entierro de la Sardina”.

Las Luminarias y Romería de San Isidro: Desde tiempos ancestrales, es típico en Piedralaves celebrar la víspera de San Isidro las luminarias (14 de mayo por la noche). Los chavales van al campo a recoger jaras, retamas y romero con las que hacer las hogueras por los diferentes barrios del pueblo. Pasear por el pueblo de luminaria en luminaria a la vez que se huele el romero mientras se quema es una sensación verdaderamente agradable.

Más moderna es la Romería, que se celebra el fin de semana después del 15 de mayo. Caballos, flamenco, volantes y risas vuelven a tomar las calles de Piedralaves. Un recorrido con las carretas por las calles del pueblo y, finalmente, una comida en la zona del río hacen las delicias de los amantes del sur de España. Por tradiciones como esta y por su clima Piedralaves también recibe el nombre de La Andalucía de Ávila.

Fiestas de San Roque: Fiestas patronales en honor a San Roque. Se celebran entre el 13 y el 18 de agosto y el día grande es el 16. Misas, procesiones, bailes, festejos taurinos y actividades para niños copan los cinco días de fiesta. Durante esa semana, Piedralaves se pone de gala para recibir a los turistas y a la gente del pueblo a las que, el trabajo u otras circunstancias de la vida, les llevaron a vivir lejos y vuelven a casa durante las fiestas. Son días de reencuentros, de comidas familiares, de risas, de recordar viejos tiempos y generar nuevos recuerdos.

La Calbotada: Mientras en otras partes del mundo se celebra Halloween, en Piedralaves se siguen manteniendo antiguas tradiciones como la de los calbotes. El primer fin de semana de noviembre, en el Prao de San Roque se prepara una hoguera y se asan castañas (calbotes) mientras se cuentan historias alrededor del fuego.

La Cencerrada: Una fiesta recientemente restaurada y, quizás, la más ruidosa de todas. La primera vez que se celebró fue en 2014. Se celebra el 13 de diciembre y los habitantes de Piedralaves se reúnen en la Plaza del Ayuntamiento con cencerros para festejar Santa Lucía. La tradición cuenta que era esta fecha la que marcaba el inicio de la Navidad. De ahí el refrán que dice: “Santa Lucía las fiestas aviva”.